Programa Deseprec




Contacto Juan José Noli


Conceptos aportados por el Programa DESEPREC

EJERCICIOS PARA ENSEÑAR A LAS MADRES

Esta propuesta original del Programa, es una consecuencia directa del anteriormente descrito Examen Motor del lactante. Consiste en un método kinésico, descripto en el Libro, llamado de "Redistribución Tónica".
Las mismas maniobras y posturas que la madre observó durante este examen, son, con pequeñas modificaciones, las que le proponen aprender y realizar, para diseñar un plan de estimulación específico para su bebé.
Tal como vimos, el Examen Motor del Lactante examina la postura local de ciertos sectores clave para alcanzar la bipedestación.
Si se advierten alteraciones en algunas de ellos, deben programarse secuencias de estimulación, especialmente destinadas a la mejoría de esas posturas locales.
Este plan es fácilmente comprendido por la madre.
Habitualmente, con la realización diaria de los ejercicios, se advierten mejorías muy rápidamente, en la posición y performances de los sectores con alteraciones.

Como el programa realiza simultáneamente evaluaciones de actividades psicomotoras complejas, es habitual observar que la mejoría sectorial se acompaña de avances en la ejecución de tareas que miden los test que usa el programa, así como en las actividades corrientes del niño.
Como esta mejoría la ha logrado la madre a través de la capacitación recibida, se siente doblemente gratificada, aumentando su autoestima y su confianza en las posibilidades de acompañar a su bebe en todo el proceso de estimulación.
La operatoria del Programa provoca esta noción de proceso de desarrollo progresivo que es uno de los más valiosos, ya que por sí mismo propone nuevas instancias posteriores, con etapas diferentes, que la madre se siente motivada para conocer y propiciar.
Los familiares se transforman así en los principales protagonistas del desarrollo futuro y esta actitud trasciende lo relacionado únicamente con su hijo, ya que adquieren seguridad y firmeza en el manejo de su entorno para su propio progreso.
A manera de resumen diremos que los Ejercicios Para Enseñar a las Madres consisten en la promoción ordenada, secuenciada y progresiva,
específica para cada niño,
de modificaciones de las posturas locales,
de sectores clave para la bipedestacion,
a través de la inducción de ejercicios activos,
realizados por la madre.

Difiere de las propuestas habituales utilizadas para mejorar déficit motores, en las que se propone la inhibición de ciertas posturas globales (reflejos arcaicos) para acompañar luego el desarrollo motor a través de la facilitación de ciertas performances también principalmente globales (facilitación del neurodesarrollo).
Esta estrategia, a través de posturas de todo el cuerpo, con fases de inhibición y facilitación, que van variando durante todo el período crítico del desarrollo motor, resulta demasiado complejo para ser realizado para los familiares.
Nuestra experiencia del Programa, demuestra que en casos severos, ambas estrategias pueden usarse en forma conjunta, distribuyendo adecuadamente los roles profesionales y la supervisión del trabajo efectuado en el domicilio.

El Programa ha confeccionado con texto y dibujos explicativos, una serie de pequeños folletos especialmente diseñados, que se le van entregando a la madre, de a uno por vez, acompañando la explicación verbal que recibe y practicando en ese momento, bajo supervisión de las integrantes del programa, el ejercicio indicado.

La experiencia muestra que la madre accede al rol de estimuladora sólo si la operatoria le ofrece rápidamente evidencias de a) factibilidad (es decir que los procedimientos que se le proponen son fácilmente comprensibles y realizables; b) inocuidad para el Lactante y c) eficacia, debiendo advertir mejorías en períodos de 7 a 10 días.

De etapa en etapa, se mantienen los ejercicios anteriores y se agregan de a uno por vez, haciéndose progresivamente una secuencia cada vez mas prolongada.
De sesión en sesión, se controlan los progresos del lactante y la forma en que la madre realiza los ejercicios motores, así como la adecuación del entorno familiar para hacerlo más apropiado para el desarrollo de su bebe.
Al obtener éxitos progresivos visibles, los familiares confían en la respuesta que ofrece el Programa, tomándolo como lugar de continencia de todos sus problemas y como puerta de ingreso hacia otras operatorias y programas, por ejemplo, en el campo de social.
El éxito supera lo esperado, y habitualmente nos equivocamos haciendo pronósticos severos, que resultan desacreditados por la evolución posterior, mucho más favorable de lo que se creyó inicialmente.
Esta experiencia de un tratamiento simple, efectuado por los familiares, a muy temprana edad, (entre los 3 y 9 meses) realizado diariamente, incluyendo domingos y feriados, es, creemos, mucho más eficaz.

Pero podemos señalar las instancias principales, con secuencias destinadas a:
1) fortalecer el sostén cefálico,
2) lograr el avance de brazos en decúbito ventral
3) lograr el apoyo sobre las manos en la misma posición
4) aumentar progresivamente el tono del grupo paravertebral, buscando la aparición de lordosis lumbar
5) pasar gradualmente a la posición arrodillado, con giro de la cintura escapular
6) inducir rolido activo en decúbito dorsal, con disociación de las cinturas escapular y pelviana
7) lograr el pasaje a la cuadrupedestación, con disociación posterior de los muslos
8) bipedestación asistida
9) apoyo alterno sobre cada pierna, con rotación del tronco y extensión completa del muslo
10) marcha asistida con arnés.

La estrategia consiste en a) el mantenimiento de posturas prefijadas en períodos determinados por la madre, con ayuda del acondicionamiento del lugar y estímulos apropiados (juguetes); b) la repetición de ciertos patrones de movimiento en sesiones breves y repetidas, compensando las asimetrías halladas previamente.
Resulta de interés señalar como uno de los hallazgos de este Programa, la ubicación del período útil de realización de este plan de estimulación, que va desde los 3 a los 10 meses de edad.
Ello obliga, como es lógico, a exigir una derivación muy temprana y a lograr un diagnóstico aunque con limitaciones, pero lo más preciso posible, durante este período para no llegar tarde en el proceso de rehabilitación.

Asociado a la propuesta de ejercicios de estimulación motora, se accede al plano psicomotor, enseñando a la madre a mejorar el entorno físico que rodea el niño, sugiriendo actividades simples con juguetes apropiados, así como un tipo de trato en particular destinado a aquellas áreas que se han evaluado como más deficitarias.

Hay en ese sentido, actividades específicas previstas para
el mejoramiento de la visión,
de la audición,
de la comunicación,
del lenguaje,
de la prehensión,
del juego

así como instrucciones para mejorar el ambiente psicoafectivo buscando que sea más atractivo y estimulante.
Debe señalarse que se diseña para cada bebe una propuesta personal, con lo que cada madre siente satisfacción al sentir que se le proponen planes de estimulación, específicos para su hijo.

En el plano afectivo, el trato periódico y cercano con la madre, permite evaluar dificultades en el establecimiento del vínculo entre la madre y su hijo, pero en forma indirecta.
Se cuenta para ello con un instrumento muy útil, que es la relación que se ha establecido con el grupo familiar a través de todas las actividades que se realizan continuamente, tanto en el campo motor como psicomotor.

 


HOME | INTRODUCCION | AUTOR | OBJETIVOS | OPERATORIA DEL PROGRAMA | CONCEPTOS APORTADOS | RESULTADOS | LIBROS
a - Una estructura de servicios | b - Un perfil profesional | c - Un instrumento de diagnóstico
d - Un instrumento de estimulación y tratamiento | e - La madre como terapeuta

Dr. Juan José Noli

juanjosenoli@hotmail.com