Programa Deseprec




Contacto Juan José Noli



Operatoria del Programa Deseprec

Paciente del Programa DESEPREC

Paciente del Programa DESEPREC

Paciente del Programa DESEPREC


Derivación hacia el Programa:
El programa recibe lactantes de 0 a 4 años derivados por presentar retraso psicomotor ya presente o una situación en riesgo potencial de presentarlo.
El personal de los Centros de Salud y Hospitales Regionales, es informado acerca de los que se consideran condiciones de riesgo genético, obstétrico (pre y peri natal), nutricional, ambiental y afectivo.
Los Pediatras, los Médicos de Familia y Generalistas y todo el equipo de salud existente en los Centros de Atención Primaria de la Salud y posteriormente de los Hospitales, pueden derivar a lactantes para ser evaluados y eventualmente estimulados dentro del esquema de funcionamiento del programa.
 
El criterio es que pueden solicitar el asesoramiento del Programa ante una condición de riesgo potencial o ante la evidencia de retraso psicomotor ya presente, informándoseles que se estima que no existen “malas derivaciones”, ya que en un alto porcentaje de casos el niño, que cursa una evolución normal, sólo requiere vigilancia periódica.

En el caso de las Maternidades con sus Servicios de Neonatología, se derivan programadamente todos los lactantes prematuros, de bajo peso, gemelares, deprimidos graves con convulsiones neonatales, hijos de madres añosas o adolescentes. En las tres Maternidades provinciales mayores existe desde 1994, un Consultorio de Seguimiento del Programa, estrechamente conectado con el resto de los Centros de Salud, donde también está implementado el programa.

En todo este proceso se mantiene el contacto con el médico o profesional que derivara al lactante, colaborando en la toma de decisiones en el seguimiento del caso.
Eventualmente, muchos lactantes no requieren ninguna intervención luego de la fase de detección y regresan con el informe correspondiente a su derivación.
Otros en cambio, precisan procesos variados de estimulación adaptados específicamente a lo encontrado a través de los instrumentos de exploración.
En estos casos se procede a iniciar un proceso de seguimiento, adiestrando los familiares en técnicas sencillas de estimulación motora y psicomotora, efectuando controles periódicos de evaluación de mejorías, metas y objetivos.

En muy pocos casos, uno de cada veinte aproximadamente, se requieren diagnósticos que exceden el ámbito del Centro de Salud o el Hospital Regional, derivándose entonces a instancias especializadas como el Hospital de Alta Complejidad para estudios de profundización en el análisis del caso: interconsultas, Estudios Tomográficos o por Resonancia Magnética, EEG, mapeos, diagnóstico genético, etc.
Igualmente se procede a derivar horizontalmente en la red sanitaria, cuando es necesario, hacia instituciones gubernamentales y no gubernamentales, especialmente del área social (Grupo de Alto Riesgo, Violencia Familiar, Municipios, etc).

Algunos casos requieren también políticas similares de derivación, pero en el perfil asistencial, como los niños en los que se precisan tratamientos más intensivos o especializados: psiquiátricos, fisioterápicos, ortopédicos, pediátricos, etc.
En los años que lo requieren, el proceso completo, en términos generales, oscila entre los 9 y 12 meses para cada niño.

Habitualmente la vigilancia y el control periódico del Programa disminuyen al alcanzarse la normalización de los test psicomotores, y cuando se logran metas trascendentes tales como la marcha independiente y una buena comunicación con un lenguaje en desarrollo normal.

Modalidad de Trabajo:
Las profesionales, trabajando de a dos, en disciplinas complementarias, utilizaron inicialmente cinco instrumentos, tres en el perfil diagnóstico: un Interrogatorio pautado de antecedentes, un test psicomotor de uso habitual (la EEDP) y el Examen Motor del Lactante, un protocolo original, apto para detectar espasticidad en el lactante.
Se agregaron posteriormente dos pruebas de Screening: para las funciones visual y auditiva.
En la tarea terapéutica se utilizan dos instrumentos: las técnicas de estimulación psicomotriz propuestas por el test (EEDP) y los Ejercicios Para Enseñar a las Madres derivados del Examen Motor del Lactante.

1) El Interrogatorio consta de 160 preguntas, pautadas y ya probadas en los 10 años de experiencia del Programa, en el sentido de que son accesibles a los conocimientos de las madres.
Está organizado de forma cronológica, abarcando primero los antecedentes genéticos de padres, hermanos, tíos y abuelos, en el campo de la patología del desarrollo de las capacidades sensoriales, motrices, del lenguaje, del aprendizaje, de las enfermedades genéticas o de la escolaridad.
Luego los antecedentes maternos en su historia ginecológica y obstétrica, referente a sus anteriores embarazos, con las edades gestacionales y pesos de los hermanos.
Posteriormente se interroga prolijamente el embarazo cursado, correspondiente al lactante que se examina, así como el parto y el período neonatal.
Finalmente, hay una serie de preguntas referente a los primeros meses de vida del bebé: características de su conducta, sueño, progreso ponderal, desarrollo motor y enfermedades intercurrentes.
Este Interrogatorio, una vez completado, permite avanzar en una hipótesis acerca del probable estado del bebe en estudio, así como de las eventuales circunstancias capaces de causar alteraciones.

2 ) El área del desarrollo psicomotor es abordada por el Programa en su fase diagnóstica por la aplicación en la etapa de detección, de la "Escala de Evaluación de Desarrollo Psicomotor" (E.E.D.P.) de Rodríguez, test de origen chileno, que se adapta bien a las poblaciones que deben ser evaluadas.

3) En cuanto al perfil de estimulación del Programa, está contemplado en la utilización de los “Manuales de Estimulación Psicomotriz" de Lira y Montenegro que tienen como base teórica los criterios y pruebas formalizados en la EEDP. Estos son los que se proponen en el Programa, capacitando a los familiares en su realización, complementariamente con los “Ejercicios para Enseñar a las Madres”.

Los dos Screening que utiliza el Programa, uno para la función visual y otro para la auditiva se aplican a todos los lactantes.
Se pretende que sirvan como elemento de filtrado exigente para derivar hacia consultas especializadas, a aquellos lactantes en los existe riesgo de déficit de cualquiera de ellas.

Posiblemente la excelente recepción, que ha tenido el Programa se debe a los dos instrumentos originales que utiliza: el “Examen Motor del lactante” y los “Ejercicios para Enseñar a las Madres”, a los que luego nos referiremos especialmente. La suma de ambos, que descansan en el mismo encuadre teórico, permitió lograr un perfil profesional en los integrantes del Programa, que les permite manejar criterios simples pero esenciales en el área diagnóstica y terapéutica del lactante.
A su vez, la simplificación de las tareas de estimulación, las hace comprensibles para los familiares que las efectúan, y les permite a su vez, situarse en la trayectoria evolutiva del niño, con lo que pueden anticiparse a tareas futuras, advirtiendo la importancia que tiene el cumplimiento de su trabajo.


HOME | INTRODUCCION | AUTOR | OBJETIVOS | OPERATORIA DEL PROGRAMA | CONCEPTOS APORTADOS | RESULTADOS | LIBROS

Dr. Juan José Noli
juanjosenoli@hotmail.com